02. La prensa dice

2 jun
2012

Reseña de "La Vuelta a Europa en avión" en La Voz de Galicia

La visión aérea de Chaves Nogales

Por Xesús Fraga

[Para leer esta reseña en La Voz de Galicia descárgate el Pdf adjunto]

Dentro del proceso de recuperación de la obra de Manuel Chaves Nogales (1897-1944), Libros del Asteroide publica un nuevo título de este periodista sevillano que agrupa las 26 crónicas que publicó en 1928 en el Heraldo de Madrid, recopiladas un año más tarde en libro, con textos inéditos y aquellos fragmentos mutilados por la censura. La vuelta a Europa en avión, subtitulado Un pequeño burgués en la Rusia roja es el relato de quien se desplaza como de las cricunstancias que rodean al medio elegido, el avión, de relativa novedad (la primera compañía aérea española data de 1921). De ahí que las primeras palabras de Chaves Nogales, cando se sube al avión germano de la Deutsche Luft-Hansa en Getafe, sean para ocuparse de la perspectiva diferente que el punto de vista aéreo ofrece a un informador. «Cuando viajen todos en avión se tendrá otro concepto de las cosas», vaticina el lúcido periodista.

En su viaje, Chaves Nogales sale de España por Barcelona para visitar París, dirigirse a Alemania pasando primero por Suiza y luego adentrarse en el territorio que ocupa el grueso del libro, la Unión Soviética -donde conduce una memorable entrevista a Ramón Casanellas, autor del atentado contra Dato-; a su regreso, todavía tiene tiempo de visitar Venecia.

Las crónicas aquí recopiladas muestran al Chaves Nogales periodista en plena forma: observador perspicaz y dueño de un estilo directo y atractivo. Las cuestiones de política, militares y económicas no se le pasan por alto, en un periodo, el que media entre ambas guerras mundiales, en el que el periodista es consciente de que la aparente tranquilidad puede quebrarse.

Cuestiones cotidianas

Pero también tiene tiempo, y esto es una novedad con respecto a otros libros, de corte más político -quizá con la excepción de El maestro Juan Martínez que estaba allí, más novelado-, para reseñar pequeñas cuestiones cotidianas, de las que no se priva de añadir sus propios comentarios y juicios de valor. Desde le mal gusto en el vestir de los moscovitas al soberano aburrimiento que le inspiran los suizos, en quienes intuye una «terrible incapacidad espiritual» destrás de la neutralidad, nada escapa al ojo de Chaves Nogales.

Ya en el prólogo explica su concepción del periodismo, válida entonces como lo sigue siendo hoy, apoyada en la «expresión breve, precicsa, eficaz». «Andar y contar es mi oficio», resume. Ni más ni menos.

Culturas. La Voz de Galicia