La prensa dice

23 jun
2012

Reseña de "Algún día este dolor te será útil" en La Opinión de Málaga

La alargada sombra de J.D.Salinger

Por Alfonso Vázquez

[Para leer esta reseña en La Opinión de Málaga descárgate el Pdf adjunto]

Resulta inevitable, tras la lectura de Algún día este dolor te será útil, recordar la novela de adolescentes más paradigmática de las letras americanas del siglo XX, El guardián entre el centeno. La obra de Salinger retrató como pocos no sólo esa época tan difícil de la existencia sino que, de paso, plasmó de forma indirecta la angustia vital de la sociedad moderna. Todas estas premisas se repiten en la última novela publicada en español del norteamericano Peter Cameron (Pompton Plains, New Jersey, 1959), que ahora edita Libros del Asteroide.

El Holden Caulfield del siglo XXI es James Sveck, un inteligente adolescente que, como en la canción de Batiatto, busca un centro de gravedad permanente en medio de la gran ciudad de Nueva York. Pocos asideros encuentra con unos padres divorciados tan perdidos como él y con una hermana cuya irregular vida amorosa le incapacita para las relaciones estables. Pero aunque la comparación con la novela de Salinger es inevitable, pues se repiten muchos parámetros, el mérito de Cameron reside en haber escrito una obra sobre la adolescencia con un protagonista muy adulto, consciente de sus limitaciones y que trata de salir de su desconcierto existencial conociéndose a sí mismo. Un viaje interior que en esta novela es un agradable paseo, no por placentero, superficial. Peter Cameron aborda asuntos tan espinosos como la falta de adaptación, la homosexualidad y el pánico a relacionarse con los demás con un toque de alta comedia británica. En medio de los horrores de la existencia, al protagonista le aguarda el regazo simbólico de su abuela Nanette, en su vieja casa Tudor del Bronx, que consigue suavizar la banda sonora del joven Sveck y no puede olvidarse ese compendio de sabiduría que es el perro Miró, que cuando acude a la convención canina que se forma cada tarde en la zona para perros de Washington Square prefiere no sumarse al bochinche y contemplar el panorama algo distante, igual que su joven dueño.

Y en medio de esta tragicomedia sobre un joven que se niega a ir a la universidad y trata de explicarle la decisión a sus perdidos padres, como un telón de fondo tenemos la ciudad de Nueva York; en este caso, un discreto protagonista que sin embargo da empaque a esta novela amable y a la vez profunda que tanto le debe al inadaptado de Holden Caulfield.

Como siempre, habrá que escuchar a la voz de la conciencia, en este caso a la abuela Nanette, que pone un poco de orden en la vida de su nieto: "Tener malas experiencias a veces es una gran ayuda, te aclara más lo que deberías hacer (...) Quiénes solo han tenido buenas experiencias no son muy interesantes".

La Opinión de Málaga