Said, Kurban

El pseudónimo Kurban Said esconde un enigma que hasta ahora no ha sido desentrañado. Las investigaciones más recientes señalan a dos personas: Yusif Vazir Chamanzaminli (1887-1943) y Lev Nussimbaum Essad Bey (1905-1942), como los probables autores de esta novela. Pero en los turbulentos años que se vivieron en Alemania, Austria y Azerbaiyán alrededor de su publicación en 1937 se destruyeron las pruebas que hubieran permitido establecer con certeza la autoría del libro.
Yusif Vazir Chamanzaminli fue un político y escritor nacido en Azerbaiyán y conocido por sus novelas, cuentos, ensayos y diarios. En 1906 abandonó Shusha, su ciudad natal, con su familia y prosiguió sus estudios en Bakú y en San Petersburgo, Kíev y Saratov, donde se graduó en Derecho en 1915. En 1918 fue nombrado embajador de la joven República Democrática de Azerbaiyán en Turquía, cargo del que fue destituido con la llegada al poder de los soviéticos un año después. Tras vivir varios años en Europa en 1926 logró regresar a la capital de su país, Bakú, y durante años compaginó su actividad literaria con la enseñanza de literatura y la traducción. En 1938 tuvo que huir del país por sus problemas con las autoridades soviéticas, se refugió en Uzbekistán, donde fue arrestado en 1940, tres años más tarde fue condenado a ocho años de trabajos forzados. Murió en 1946 en un el campo de trabajo situado cerca de la ciudad de Nizhni Nóvgorod en el noroeste de Rusia.
Lev Nussimbaum, más conocido como Essad Bey, fue un enigmático personaje de origen azerí. La entrada de los soviéticos en Azerbaiyán obligó a su familia a huir del país. Judío de nacimiento, abrazó pronto la fe islámica y vivió en Austria, Alemania y Estados Unidos, se convirtió en un escritor de éxito (autor de novelas y de biografías de personajes como Stalin, Lenin, Nicolás II o Mahoma, entre otros) y en un experto en cuestiones orientales de fama internacional. Su oscura y singular identidad ha despertado multitud de interrogantes, la mayoría de los cuales fueron resueltos en la estupenda biografía de Tom Reiss, El orientalista, en la que Reiss considera a Nussimbaum el autor de Alí y Nino.
Las coincidencias entre la biografía de Chamanzaminli y lo relatado en el libro, y la semejanza de fragmentos de la novela con otras obras suyas le señalan como el autor principal del libro. De alguna manera, todavía por esclarecer, Lev Nussimbaum habría tenido acceso al manuscrito que habría editado, incluyendo pasajes plagiados al escritor georgiano Grigol Robakidze (1881-1961), con la ayuda de la baronesa Elfriede Ehrenfels (1894-1982), quien finalmente registraría el libro y el pseudónimo a su nombre y lo publicaría en Viena en 1937.



Títulos de Kurban Said en Libros del Asteroide: