La prensa dice

16 ene
2017

Reseña de "Años salvajes" de William Finnegan en El País

Por Pedro Zuazua

Para leer esta reseña en El País, haz clic aquí

Cultura de surf

Hay deportes que, más que una afición, son un estilo de vida. Determinan los anhelos, los pensamientos, las conversaciones, los compañeros de viaje e incluso la forma de vestir. Conllevan unos ritos de iniciación y de aceptación, e implican formar parte de un club cuyos miembros se pueden entender con la mirada o con un gesto. Tienen normas universales con adaptaciones locales. Y parece incluso que es el propio deporte el que elige quién lo puede practicar y quién no. El surf es uno de ellos.

El periodista, corresponsal de guerra y escritor estadounidense William Finnegan fue escogido por el surf cuando tenía 10 años. Sucedió en Ventura, California. Al leer la forma en la que describe aquel momento, al lector le quedan dos opciones: apuntarse a clases de surf: o aceptar que es una suerte de epifanía a la que solo acceden los elegidos, y que tendrá que conformarse con leer Años salvajes (Libros del Asteroide), por otro lado, un plan estupendo. El libro, una autobiografía de aventuras, obtuvo el premio Pulitzer en 2016.

Finnegan, cuya infancia transcurrió entre California y Hawái —tenía por tanto más puntos que la media para sentir la llamada de las tablas— nos invita a un viaje por el mundo en busca de la ola perfecta. Y nos ofrece también una poética metáfora sobre la vida y las sensaciones que acompañan al deslizarse sobre las olas.

Pedro Zuazua - El País