La prensa dice

28 may
2009

Novedades del exterior, por José Luis de Juan

Demasiadas novelas, aunque aparecen algunos libros de relatos y de vez en cuando, libros buenos y breves. A quien le guste que una obra de ficción dure y tenga tiempo de entrar en la mente y vivir con nosotros durante semanas, aquí tienen Los días contados, del húngaro Miklós Bánffy (Libros del Asteroide, 688 págs., 29’95 €). Se trata del primer tomo de una trilogía publicada entre 1934 y 1940. En un principio, y dado el tema de la historia austrohúngara, atrae el bostezo y sin embargo mantendrá a más de uno despierto en la cama. Tiene buen ritmo, es interesante y sobre todo recrea tan buenas horas pasadas, por ejemplo, con Tósltoi, Zweig o Nabokov.

Fineza, profundidad y clarividencia hacen que este libro escrito por un conde transilvano que perdió su condado y su país y casi su lengua (lo perdió todo menos las ganas de vivir, esto es, de escribir) valga por cien de los ya cansinos Roth, Amis, Auster, etc. Prueben el primer capítulo: cómo maneja la prosa, los personajes y las historias mientras el protagonista conduce un simón hacia el palacio de su infancia y todos los demás le rebasan por la derecha. Olemos el sudor de los caballos, nos ciega el polvo del camino (y el espejo) entramos y salimos de tantas vidas. Nos hablan de Proust y Lampedusa, pues bien: menos pose que ellos, más sustancia y pulso narrativo. Una novela de Stendhal escrita por otro conde,Tolstoi.

Diario de Mallorca