La prensa dice

5 may
2007

La piedra de la culpa, por Miguel Sánchez-Ostiz

El mundo de los prodigios, del canadiense Robertson Davies, es el último volumen de la Trilogía de Deptford. En esta novela donde el mago Magnus Eisengrim, actor de ocasión en una película sobre el ilusionista Robert-Houdin para la BBC, narra su apaleada vida: violado siendo un niño y reducido a un estado de abyección extremo, fue luego barraquero de feria, ilusionista, traficante de morfina, carterista, actor de teatro en Scaramouche y en El señor de Ballantrae, restaurador de autómatas y finalmente mago mundialmente celebrado, tal y como aparece en las otras novelas del ciclo. Una vida de horrores, prodigios, encuentros con personajes más extraordinarios unos que otros.

Y junto a Magnus, que en el lejano Deptford nació como Paul Dempster. Lesl Vitzlipüztli, su muy enigmática pareja en el mundo del espectáculo y en la vida privada; su amigo de la infancia Dunstan Ramsay, el hagiógrafo y melancólico cronista de este último volumen, y por supuesto la sombra del magnate Boy Staunton, que murió ahogado al volante de su coche con una piedra en la boca. Un enigma que la policia canadiense nunca pudo dilucidar y que aquí se aclara porque, más que un asunto policiaco, es un asunto filosófico, relacionado con las consecuencias irreparables que tienen nuestros actos.

Al margen de las peripecias de Magnus alrededor del mundo de las variedades y el teatro, El mundo de los prodigios es una novela sólida cuya lectura induce a la reflexión y a la puesta en tela de juicio de las propias convenciones y prejuicios. Es la puesta en escena clásica de las inquietudes filosóficas, éticas y morales de su autor: la necesidad que tiene el Mal, ese asunto que ha ido desapareciendo de la escena por decreto y convención social, de encarnarse en alguien para actuar: "allí donde exista la voluntad siempre hay dos opciones". Pestos a llevarla al cine, pues de cine y espectáculo se trata, no la llevaría Tarantino, tal vez Bergman: sus espectadores serían gente de ese otro tiempo que está en éste.

ABC